autoconectado.es
Conducidos por un ente inteligente

Conducidos por un ente inteligente

google+

linkedin

Comentar

WhastApp

“Lo importante en este momento es definir qué tipo de experiencia que va a requerir el usuario del futuro y hay que innovar para ofrecérsela en cualquier situación; por supuesto también cuando va a bordo de su coche”. Y en este sentido es en el que trabaja HPE (Hewlett Packard Enterprise) dentro de su división de Internet de las cosas y, más concretamente, en el campo de la automoción inteligente.

Supongamos que en un terrible día de invierno tenemos que salir de viaje obligatoriamente; el viento, la lluvia, la nieve nos acechan detrás de cada curva; a la salida de cada túnel. ¡Cuántas vidas perdidas que hoy, gracias a tecnologías como la que está desarrollando HPE junto a la empresa de ingeniería IAV, nunca hubieran caído en desgracia!

Nuestro vehículo se adaptará instantáneamente a la legislación vigente de cualquier país al que lleguemos por carretera, porque detectará la frontera y adaptará la forma de conducción

En un futuro inminente, los sistemas de automoción integrados en los que trabajan las mencionadas compañías garantizarán nuestra seguridad; ya que antes de que el tiempo cambie, el techo solar de un coche se cerrará solo para evitar que entre agua o que nos distraigamos; los sensores a la salida de un túnel ordenarán a nuestro vehículo que reduzca la velocidad porque el viento acecha y hay que evitar que el automóvil capote. Si es el sol el que puede deslumbrarnos, segundos antes de que ocurra nuestros cristales se verán tintados y todo ello ocurrirá gracias a la continua información que millones de sensores instalados a lo largo de las carreteras enviarán a la nube y desde allí, los datos útiles y la ‘orden que de ellos se derive’ llegará a nuestro coche.

Para para recoger el pan

Un coche en el que seguramente habremos integrado nuestra vida, con una selección de programas de televisión, con un servidor de correo electrónico y comandos de voz que entenderán que, aunque nos movamos, no obviamos nuestro trabajo. Un coche con juegos para los niños o herramientas para hacer los deberes. Un coche con mapas de rutas sobre los cristales e incluso con posibilidad de realizar compras en nuestras tiendas habituales, de forma que podemos realizar el pedido y que nuestra inteligencia al volante entienda y disponga que hay que pasar a recogerlos. ¡Ya nunca volveremos a casa sin pan!.

Dentro del sistema en el que actualmente trabajan IAV y HPE, nuestro vehículo se adaptará instantáneamente a la legislación vigente de cualquier país al que lleguemos por carretera, porque detectará la frontera y adaptará la forma de conducción: encenderá las luces allá donde sea obligatorio llevarlas, marcará los límites de velocidad máximos de cada país, pagará las tasas de circulación donde se requieren, etc. Y es que toda esa información está disponible en la nube para que nuestro muy ‘inteligente chofer’ la interprete y nos la sirva de forma útil
Como último detalle y dentro de la experiencia vivida recientemente en compañía de los técnicos de las mencionadas empresas, una novedad: la posibilidad de conducir el coche desde un tablet. ¿Para qué? Por ejemplo, como herramienta para un aparcacoches… ¿Lo entendemos?

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.