autoconectado.es
Mobileye proponen una fórmula para demostrar la seguridad de los coches autónomos
Ampliar

Mobileye proponen una fórmula para demostrar la seguridad de los coches autónomos

google+

linkedin

Comentar

WhastApp

Amnon Shashua, CEO de Mobileye y vicepresidente primero de Intel ha propuesto una fórmula matemática que permite demostrar el nivel de seguridad de los coches autónomos.

Durante un discurso en el World Knowledge Forum celebrado en Seúl, Corea del Sur, el catedrático y máximo dirigente de Mobileye ha pedido al sector y a las personas encargadas de elaborar políticas el “desarrollo de forma colaborativa de unos estándares para asignar definitivamente la culpabilidad en los accidentes” cuando exista un choque entre un vehículo conducido por una persona y otro automóvil de conducción autónoma.

"La capacidad para saber quién tiene la culpa es clave"

Shashua ha destacado que todas las reglas y regulaciones actuales se basan en la idea de la existencia de un conductor al control de un vehículo que se necesitan nuevos parámetros para los coches autónomos.

En esta línea, Shashua, junto a Shai Shalev-Shwartz, Shaked Shammah, han publicado un artículo académico, que puedes leer íntegro aquí, donde proporcionan una fórmula formal y matemática para asegurar que los vehículos de conducción autónoma puedan funcionar de manera responsable y que no causen accidentes por lo que puedan ser culpabilizados.

Responsability Sensitive Safety, modelo de seguridad para coches autónomos

El modelo propuesto se denomina Responsability Senstitive Safety y ofrece parámetros específicos y evaluables para los conceptos humanos de responsabilidad y precaución, además de definir un “estado seguro”, donde los vehículos autónomos no pueden ser la causa del accidente, independientemente de las acciones que lleven a cabo los otros vehículos.

Según ha explicado Shashua durante su intervención, “la capacidad para saber quién tiene la culpa es clave. Lo mismo que ocurre con los mejores conductores humanos del mundo, los vehículos de conducción autónoma no pueden evitar accidentes causados por acciones más allá de su control. Pero –ha señalado Shashua- es muy improbable que el conductor más responsable, consciente y precavido sea el responsable de un accidente, especialmente si tiene una visión de 360º y unos tiempos de reacción rapidísimos, como los que van a tener los vehículos autónomos”.

“El modelo Responsibility Sensitive Safety propuesto por Mobileye puede ser un buen lugar para comenzar la conversación"

El modelo RSS formaliza esto, de manera que garantiza que los vehículos de conducción autónoma van a funcionar sólo dentro del marco definido como “seguro”, siguiendo unas definiciones claras de culpabilidad acordadas por el sector y los reguladores.

“A medida que los reguladores y las personas encargas de la elaboración de políticas de todo el mundo se esfuercen en gestionar el desarrollo de la conducción autónoma sin que esto afecte a la innovación, la posibilidad de contar con un método abierto para evaluar la eficacia de la tecnología parece ser un buen punto de inicio”, señala Sam Abuelsamid, analista de investigación que ha colaborador en el programa Transportation Efficiencies de Navigant Research.

“El modelo Responsibility Sensitive Safety propuesto por Mobileye puede ser un buen lugar para comenzar la conversación. Al menos, como método de evaluación, no obliga a nadie a utilizar en exclusiva una tecnología específica y proporciona un marco apropiado para la toma de decisiones dentro de los sistemas de control”, concluye Abuelsamid.

La fórmula

Según señala Shashua, teniendo en cuenta la imagen que encabeza este artículo, si uno de los coches conducidos por humanos que rodean al vehículo autónomo comete un error y termina chocando contra el coche autónomo, no hay ninguna posible solución para que el vehículo autoconducido evite la colisión, por tanto, Shashua y Mobileye proponen evitar que estas situaciones si quiera lleguen a producirse.

"RSS establece una regla rígida de que el coche autónomo nunca ejecutará una acción fuera del conjunto de Comandos Cautelosos, lo cual garantiza que el módulo de planificación en sí nunca cause un accidente"

En la práctica, concluye Shashua en su artículo, los coches autónomos tendrían que conocer dos situaciones: en primer lugar, el estado seguro, donde no hay riesgo de que el coche autónomo vaya a causar ningún accidente, incluso si los vehículos de alrededor toman acciones impredecibles o temerarias; en segundo lugar, la que han denominado como ‘Política de emergencia predeterminada’, un concepto que “define la acción evasiva más agresiva que un vehículo autónomo puede tomar para mantener o regresar al estado seguro”, explica Shashua.

Finalmente, Shashua destaca que “acuñamos el término Comando Cauteloso para representar el conjunto completo de comandos que mantiene al vehículo en el estado seguro”. “RSS establece una regla rígida de que el coche autónomo nunca ejecutará una acción fuera del conjunto de Comandos Cautelosos, lo cual garantiza que el módulo de planificación en sí nunca cause un accidente”, señala.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.